Pemex acusa a María Amparo Casar de cobrar ilegalmente pensión millonaria

0

En la conferencia presidencial, el director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, exhibió que la muerte de Carlos Fernando Márquez -esposo de María Amparo Casar, presidenta de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad – siendo funcionario de Pemex, fue un suicidio, la acusó de manipular la causa de muerte como accidente de trabajo para cobrar seguros y pensión, por lo que buscarán recuperar el dinero que se le dio.

Con varios recursos legales el gobierno quiere recuperar 31 millones de pesos del pago que se le dieron a Casar y buscarán castigar a los funcionarios que participaron en el presunto acto ilegal. También resalta el nombre de Héctor Aguilar Camín.

Dentro de un amplio informe, Romero Oropeza expuso una sección del combate a casos de corrupción en el que incluyó el de quien señaló como “la jefa directora, la cabeza de la institución o no sé cómo se le llamaría de ‘mexicanos a favor de la corrupción’, ella es la que la encabeza”.

En la relatoría de los hechos expuso: “El 7 de octubre de 2004, Carlos Fernando Márquez Padilla García, coordinador de asesores de la Dirección Corporativa de Administración, falleció en Pemex al caer de una ventana del piso 12 del edificio A”.

Derivado del fallecimiento, su cónyuge María Amparo Casar Pérez solicita en ese entonces el pago de seguro de vida, ayuda de gastos funerarios, pensión post-mortem a favor de sus dos hijos, que se cubrió hasta que cumplieron 25 años.

La información que compartió el funcionario es que la pensión post-mortem a favor de María Amparo Casar fue de aproximadamente 124 mil 948 pesos mensuales.

“Todo esto fue antes de que hubiera un dictamen pericial. Los directivos de Pemex de ese entonces le dieron tratamiento de accidente, omitiendo esperar el dictamen pericial del ministerio público, que finalmente resolvió que fue un suicidio”, afirmó.

El director general de Pemex señaló: “Por cierto esta señora junto con un intelectual mexicano Aguilar Camín en aquel entonces visitaron al procurador del Distrito Federal para pedirles que modificaran el dictamen, que no pareciera suicidio, sino que pareciera accidente para que procediera el pago tanto del seguro como de la jubilación. Finalmente se resolvió que fui suicidio”.

Acusó que en ese momento funcionarios de Pemex omitieron el dictamen, lo dieron como accidente y procedió el pago del seguro y las pensiones.

“¿Qué hicimos? Se solicitaron las copias certificadas de las constancias de la Averiguación Previa del asunto a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. Al estudiarlas, se encuentra el dictamen pericial en materia de Criminalística y la Determinación de No ejercicio de la Acción Penal, en donde se concluye que ninguna persona privó de la vida al C. Carlos Fernando Márquez Padilla García, ya que él se quitó la vida voluntariamente, se suicidó”.

Con dicha verificación, reiteró Márquez “ocasionó intencionalmente su muerte, se suspendieron de forma inmediata las prestaciones que se habían estado reconociendo y pagando en favor de la señora María Amparo Casar y se realizaron las denuncias correspondientes contra quienes participaron”, para fincar responsabilidades.

Romero Oropeza concluyó la explosión de este caso al señalarlo como “un caso de corrupción encabezado por quien dice combatir la corrupción o quien encabeza a los mexicanos, ellos dicen que son en contra de la corrupción, en realidad son a favor de la corrupción. Como estamos combatiendo la corrupción con este tipo de acciones”.

Con información de Proceso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE