De los cien compromisos que Andrés Manuel López Obrador se comprometió a cumplir durante su gobierno sobresale el número veintiocho, dice lo siguiente; No aumentará el precio de las gasolinas, el gas, el diésel y la luz, solo se le aplicará el componente de inflación; es decir, no habrá gasolinazos. Él sabía las implicaciones atrás del mismo, definitivamente estaba convencido que no bastaba con no subir el precio a los combustibles sabía que había que dar el salto, ese es el presidente que tenemos en México, alguien que mira a futuro. AMLO está pasando a la historia con sus golpes de timón, para recuperar y fortalecer nuestra soberanía, no era solo un slogan, él está haciendo historia 

López Obrador vuelve a sorprendernos con acciones que detonan la economía del país, y fortalecen el papel del Estado como rector del sector energético. El día de ayer anunció “Hoy el Gobierno de México firmó un convenio para comprar a Iberdrola 13 plantas de generación de energía eléctrica que formarán parte del patrimonio público y serán operadas por la CFE. Es una nueva nacionalización”. 

En más de 20 años la empresa Iberdrola entre otras transnacionales había sido la favorita de los gobiernos neoliberales para que gozara del control de este estratégico sector en la economía mexicana.

El gobierno de AMLO cumple con creces, en los más  de cuatro años de gobierno, no ha habido incremento a los energéticos, lo trascendental e histórico es que estamos llegando a la autosuficiencia energética. Ayer AMLO da a conocer en su mensaje a los mexicanos,  “Luego de proyectar que el costo estimado de la operación es por alrededor de cinco mil 943 millones de dólares, el primer mandatario celebró el acuerdo porque la CFE pasa de 39.6 por ciento a 55.5 por ciento en la generación de toda la energía del país, con lo cual se convierte en empresa mayoritaria. Asimismo, en la región noreste su participación pasará de 6.7 a 44.8 por ciento”.

Donde meterán la cara los anteriores expresidentes, saquearon las finanzas públicas, se enriquecieron a costa de entregar nuestro país a las transnacionales. Qué dirán los conservadores, seguirán en su narrativa de que lo anterior es una ocurrencia más del gobierno, en realidad no importa que diga la oposición, todo lo ven en negro. Pero si es importante saber qué dijeron los directivos de Iberdrola “nuestro deseo de seguir colaborando con México, lo llevamos haciendo 22 años, de la forma y manera en que el gobierno mexicano desee” y dijo que la empresa española está “encantada” de colaborar con México. Es significativo este pequeño mensaje ya que habla que anteriormente les permitieron el saqueo, así deseaban los gobiernos neoliberales así ellos complacidos, en este gobierno de la cuarta transformación han entendido que si les encanta colaborar con México tendrán que hacerlo bajo las condiciones que nos beneficie como nación soberana e independiente.

 El precedente histórico lo ha sentado el gobierno morenista de López Obrador, quien también mencionó “Si a ello anexamos que se están construyendo plantas, se están rehabilitando hidroeléctricas con nuevas turbinas, todo esto a cargo de la CFE, podemos afirmar que el Estado mexicano mantendrá a finales del sexenio alrededor del 65 por ciento de toda la generación de energía eléctrica, lo cual significa el rescate definitivo de una empresa pública fundamental como es la CFE para garantizar el abasto permanente de energía eléctrica, atender la demanda creciente de energía, porque nuestro país está reciben mucha inversión extranjera, está creciendo, se están instalando nuevas empresas que necesitan y seguirán demandando de energía eléctrica”. La medida tomada por el presidente Obrador menciona algo muy importante,  

  1. Con ello, CFE se convierte en empresa mayoritaria en generación de energía eléctrica 
  2. Este gobierno concretará el rescate definitivo de CFE; lo más importante es que se mantiene garantía de no aumento en precios a consumidores

En la firma del compromiso estuvieron presentes  Enrique Alba, gerente de Iberdrola en México y David Mesonero, director general de desarrollo de Iberdrola, el director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)  Manuel Bartlett, así  como el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Rogelio Ramírez de la O, quien indicó que a través del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin),  se llevara a cabo la operación.

Es un orgullo el trabajo que el presidente realiza para evitar el peligro, el riesgo de no contar con nuestra propia generación de energía así también está garantizando que el Estado preservará la seguridad y autosuficiencia energética de la nación y el abastecimiento continuo de energía eléctrica a toda la población como condición indispensable para garantizar la seguridad nacional y el derecho humano a la vida digna. Enrique Galván Ochoa analista económico del periódico La Jornada ha mencionado a los nuevos clientes de CFE, “Impresionante la cartera de clientes que pasan a la lista de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con la compra de Iberdrola:

Oxxo, Banco Afirme, Axtel, Bacardí, Bayer de México, Bepensa, Bemis Packaging México, Bio Papel, Scribe, Blackhawk de México, Carrizal Mining, Cebadas y Maltas, Cementos Apasco y Cemex.

Además, Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, Centro de Servicio Diesel, Cervecería del Pacífico, Cervecería Modelo de Guadalajara, Cervecería Modelo de Torreón, Cervecería Modelo, Cesantoni, Clariant Productos Químicos, Comercializadora de Lácteos y Derivados, revela información en poder de Forbes México.

Lo que estaba haciendo Iberdrola era quedarse con los mejores clientes y dejarle los diablitos a la CFE”.

Así el presidente Obrador nos aleja del riesgo en el que otras naciones han caído por la entrega del sector energético a las empresas privadas y piensa en la generación de recurso que solían evadir los empresarios. ¡Respiremos tranquilos porque el desarrollo del país va! ¿O Ud. que piensa?

@DorisCristino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE