La comunicación popular; herramienta de defensa de la transformación: D. Cristino-Jorge

0

La llegada del gobierno de la cuarta transformación ha trastocado intereses, económicos, políticos, bancarios, etc. Los delincuentes de cuello blanco vieron afectados sus ingresos con el cierre de la fuente de donde se construían sus emporios así, hicieron uso de recursos públicos, han sido amantes del tráfico de influencias, la práctica de sus empresas con operaciones simuladas sangraba al erario. Acostumbrado el poder económico a tener el mando del país, hoy hacen todo y con todo por regresar a la conducción del gobierno, se acompañan de otro poder, el judicial, con quienes se han cobijado y aliado para frenar toda iniciativa de reforma presidencial que permita el bienestar popular y la consolidación del proyecto del pueblo. La guerra de los medios de comunicación contra gobiernos progresistas no es nueva, pero no es un intento de recabar esa historia en esta reflexión, tan solo mencionar, el caso del desafuero cuando nuestro hoy presidente Andrés Manuel López Obrador fue brutalmente atacado para pretender detenerlo en su aspiración para contender por la presidencia de México en el año 2006, utilizaron el argumento de “restaurar el Estado de derecho”, sin embargo, la idea era encarcelarlo y que perdiera sus derechos políticos. La mayoría de los dueños de los medios de comunicación y periodistas están indignados con el gobierno federal porque ya no pueden hacer negocios al amparo del dinero público, nos dice frecuentemente el presidente Andrés Manuel López Obrador, y es cierto. Es brutal la cantidad de mentiras, verdades a medias que se difunden en México y el extranjero por la poderosa empresa mediática, quienes también son subsidiadas por el extranjero para desestabilizar al país. De ahí la relevancia de acompañar la voz del presidente con nuestros esfuerzos para combatir la desinformación y hacer llegar los logros de este gobierno a la mayoría de la población, entendido lo anterior en que es la defensa de nuestro movimiento y lucha social que viene de décadas atrás. ¿Son suficientes las mañaneras? cómo le damos la vuelta a la narrativa de la derecha, cómo nos fortalecemos y hacemos respetar el derecho a la información y la comunicación, junto a quién debemos acompañar este esfuerzo.

En Ensenada, B. C. el Comité de Defensa de la Transformación “Ricardo Flores Magón” decidimos ser parte de la promoción de la información y el combate a las noticias falsas “fake news”, hace cuatro años el 16 de abril nació el proyecto 4T Noticias Ensenada en Facebook. El objetivo fue y sigue siendo informar, que se conozcan los logros del gobierno que benefician a la mayoría del pueblo.

A los grandes medios no les interesa que las mayorías participemos activamente en generar y compartir información, mas aun, hay en la actualidad en redes sociales una gran cantidad de esfuerzos comunicacionales que no hacemos lo propio para confluir. Al respecto Fernando Buen Abad dice: “ahora somos un archipiélago inmenso de voluntades comunicacionales emancipadoras, pero un archipiélago inconexo”. tal vez somos muchos medios pequeños mientras que los medios corporativos son solo 11grandes familias en México y son quienes controlan la comunicación, cerca del 95% de la población ve la televisión y el 77 % de estos ve la televisión abierta, de aquí se nutre su información. Urge un periodismo comprometido que arrastre en sus columnas y escritos la tinta de la ética, ejemplos tenemos; Ricardo Flores Magón es uno de ellos, quien tuvo que salir del país por la dictadura y censura de Porfirio Diaz. Los medios llamados alternativos de comunicación se han extendido, pero también se han estado sirviendo de la popularidad de AMLO, dejando de lado la crítica constructiva, la reflexión en estos medios se empieza a dar, así también, carecemos de trabajo en común o acuerparnos en torno a la defensa de la información. Localmente se cuentan con espacios informativos en plataformas digitales que no están del todo aprovechados, hacen falta quienes escriban, hace falta el pensamiento de la juventud hablando sus propias experiencias. hasta ahorita no tenemos la capacidad de aglutinar el esfuerzo, de que mediante la comunicación podamos garantizar el “punto de no retorno”, que no nos lo echen atrás que no nos arranquen lo que hemos conseguido, también esto nos recuerda Buen Abad. Ir hacia nuestra historia puede ser una vía, recuperar la comunicación comunitaria, construir o reconstruir la comunicación en la comunidad, estar al pendiente de lo que nos quieren decir, de sus visiones. El contacto permanente con el pueblo en las luchas de resistencia ha sido una gran herramienta, tomemos como ejemplo la comunicación que el presidente López Obrador ha mantenido con sus gobernados, con la base social. no la ha perdido él hace suyo uno de los conceptos de la palabra comunicación, construir comunidad, poner en común. Comunicar, debatir, reflexionar lo hacemos en las asambleas de partido, comunitarias, en las colonias, necesitamos extender o replicar este ejercicio de comunicación colectiva, el neoliberalismo nos hizo desconectarnos, nos hizo caminar solos, alejarnos de nuestro núcleo, tenemos que reconocer las prácticas comunitarias de comunicación, fortalecer otros espacios ya abiertos, es en el pueblo donde encontraremos los saberes. Es en los espacios de comunicación popular que se da sobre todo con la juventud donde podemos aprender qué les gusta, quiénes los influencian, qué estudiaron, cómo se encontraron y cómo resisten las presiones sociales, cómo incidimos en esa organización social. La tarea sería pensar que podamos capitalizar ese conocimiento, a través de sus propias formas organizativas, sí aprender de ellos y pensar cómo reproducir ese ejemplo. Si la noticia que nos llega es sin contexto, sin matices, sin historia, si es farándula, si es información polarizada, de buenos o malos, si irrumpe brutalmente puede tumbarnos y dejarnos perplejos sin entender nada o muy poco. De ahí la relevancia de la organización comunitaria y comunicacional, tejamos redes sostenidas junto al pueblo, que no encierren nuestra voz, nuestra conciencia, las asambleas comunican, elaboremos los periódicos murales, los murales populares en las colonias, en los espacios públicos con nuestra información, nuestra narrativa, la narrativa y saberes del pueblo. Continuar acercándonos a las luchas populares, movimientos sociales son las tareas, aprovechar los espacios de formación y capacitación política que ya se están realizando en las colonias pueden ser un buen referente de cómo empoderarnos en la comunicación popular. Ahí han permanecido esos espacios, ahí se mantiene la organización y seguramente seremos bien recibidos cuando decidamos ir a aprender junto a la comunidad, y en comunicad generar nuevas formas de comunicación popular tan indispensable para estos momentos.

@DorisCristino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE