El sello de la 4T. Duarte Moller habla sobre el proyecto Morena y AMLO

0

Dr. Armando Duarte Moller, Consejero Estatal de Morena en Baja California.

– Duarte Moller aborda varios temas, desde lo que sucedió en las internas hasta los partidos satélite.

En una entrevista amplia con este medio, Armando Duarte Moller, coordinador municipal de Morena en Ensenada, deja ver esa experiencia política que sólo los años y el contacto permanente con ese medio se adquiere.

Centrado en sus opiniones y comentarios y mesurado pero puntual en sus críticas, el Catedrático en la UABC habla sobre diversos temas, obviamente relacionados con la política y su partido.

Morena prohíbe por estatuto la conformación de grupos

Sobre el reciente proceso de selección interna dijo que Morena está regido por ciertas normas publicadas en la convocatoria y si pese a ello se incurre en ciertas “fallas”, debe haber consecuencias porque de otra manera no avanzamos.

Mario Delgado habla de castigar a quien se deba castigar y se refiere precisamente a aquellas personas que a sabiendas de ello contravienen las normas, agregó Duarte Moller.

Dio a conocer que, en el estatuto de Morena, existe específicamente una norma que impide la formación de grupos, corrientes o tribus al interior del partido y señala sanciones, advirtió. AMLO y otros fundadores que vienen del PRD vivieron esa confrontación que se dio a su interior y por ello hoy por hoy está en la condición en que se encuentra. Hay que evitar eso, dijo.

Obviamente dentro de un partido hay personas que tienen más afinidad entre sí que con otras, de una manera natural hace que esa gente se identifique, se reúna en torno a un propósito. Pero una cosa es sentirse compatible con algunos compañeros y otra crear un grupo, “hacer reuniones, con acuerdos que se practican al interior del movimiento y que se actúa para lograr que ese grupo logre ciertas posiciones en contra o por encima de los demás.”

El coordinador local del Movimiento de Regeneración Nacional considera que quien pretenda dirigir el partido, no solo en B.C. sino en el país, debe asumir un compromiso, serio y honesto con la causa de la transformación del país; debe ser una persona con una noción muy clara que, en este tipo de procesos, tanto en Morena como en otras organizaciones de naturaleza plural, no todos los integrantes pensamos igual.

A pregunta expresa, dijo tener interés en la Presidencia del Comité Ejecutivo Estatal, pues reúne el perfil, ¨con lo que no quiero decir que me estoy promoviendo ni hago campaña. Tengo interés como muchos otros¨. Total, informó, la selección de aquellos que deban quedar es un acuerdo del Consejo Estatal.

En Morena, sostuvo, hay diversidad de pensamiento y, por lo tanto, detalló, debe haber una actitud consecuente, no sólo de ver las cosas, sino que convoque a la unidad más allá de las diferencias y que le dé un trato privilegiado a las prácticas democráticas para lograr que esas diferencias deban procesarse.

El dirigente político rechazó la imposición, el autoritarismo, el sectarismo y contrario a ello se pronunció por el diálogo, argumentos y un trato respetuoso para convencer, características estas muy elementales en las agrupaciones políticas, abundó.

Recordó que Mario Delgado ha anunciado que se castigará a los infractores del proceso, “lo que sería propio de reconocer vicios viejos de otras instituciones políticas”. Sí, dijo, es una realidad esa apertura de Morena a nuevos militantes y estamos conscientes que hay gentes que vienen al partido aún con buena intención pero que se han formado en otros ambientes que en Morena no tenemos, aseguró.

Esos vicios de la vieja política no son prácticas que tengan en Morena y no es algo que hayan surgido espontáneamente, comentó, sino que se vinieron procesando a lo largo de muchos años. En México existen desde que se fundó el Partido Nacional Revolucionario y aún desde antes, prácticas como el fraude electoral, el acarreo, la compra de votos, aprovecharse de las necesidades de las personas, entre otras.

Esas añejas prácticas las acostumbran no sólo los políticos sino toda la gente que está en ese ámbito, todos adoptan esas maneras de ver y pensar la política y eso se convierte en una cultura, así es esto.

Y cambiar eso es un proceso que lleva tiempo porque entra en el terreno de la cultura política y los cambios culturales toman mucho tiempo.

Entonces una cosa es que se busque la forma de ir haciendo ese cambio en la mentalidad de las personas y otra cosa es cuando se tienen que tomar medidas fuertes frente a violaciones muy evidentes a los principios y reglas con las que se supone debe operar Morena.

Reconoce el entrevistado que en Morena muchos provienen del PRD con los vicios de ese partido. Es una batalla que debemos dar: persuadir, convencer explicar y que vayan eliminando esas acciones perniciosas. Aquí tenemos varios compañeros que vienen de esa escuela perredista y actúan dentro de Morena con esa “situación, reveló.

El PRD creó una cultura muy particular y Morena no tiene la suficiente edad como para crear aún una cultura morenista, que se basa en no mentir, no robar y no traicionar, pero también en el principio ético político, nosotros no somos partidarios de una actividad pragmática instrumental, es decir, hay un propósito y hay que lograrlo como sea, los medios son tan importantes como los fines, aseguró.

Las dos “corcholatas” tienen capacidad

A su modo de ver Duarte Moller consideró que cualquiera de las dos “corcholatas” -las más renombradas para suceder a AMLO-, Claudia Sheihumban y Marcelo Ebrard tienen la capacidad y atributos necesarios para dar seguimiento a los cambios que tiene en marcha Andrés Manuel López para sacar adelante el país.

El cambio que se pretende y AMLO ha sido muy claro, es profundo, verdadero y de raíz. Él es consciente que seis años no van y ha dicho que su misión es sentar las bases para esa transformación y deberán dar seguimiento a ellos los que continúen.

Dice “yo llego hasta el 2024 y me retiro de todo, entonces ya les toca a los que siguen”.

Destacó que afortunadamente en Morena hay personajes que tienen atributos suficientes para continuar con esa misión y dijo no creer que el fenómeno López Obrador será irrepetible.

Sin embargo, esa no será tarea de una sola persona y para ello dijo, tiene que construirse el partido, para que cuente con un movimiento que le permita tener una base firme para seguir adelante porque son muchas las dificultades.

Dijo que sería impensable que, en este tiempo de pandemia, guerras, inflación, crisis económica mundial, etc., “nos hubiera tocado con un Anaya, por ejemplo, quién sabe cómo nos hubiera ido.”

Hoy México registra indicadores macro económicos que serían la envidia de cualquier país: estabilidad en el tipo de cambio, inflación bajo control, incremento en las exportaciones y en las inversiones extranjeras, soberanía energética, estabilidad política sin revoluciones ni levantamientos. Hay conflictos y polarización en el país, sí, apuntó Armando Duarte, pero hay mecanismos para que esas inconformidades o discrepancias se manifiesten y se respeten.

Innegable la libertad de expresión

Refirió que otro sello que está imprimiendo AMLO a su administración es el respeto absoluto a la libertad de expresión. Se quejan de lo contrario, pero vemos los diarios principales del país y todos son críticos diarios del sistema y nadie ha sufrido persecución, encarcelamiento ni nada parecido.

Creo que tenemos un presidente que ha sabido enfrentar la situación y superarla pese a todas las dificultades. Mucha gente se queja del manejo de la pandemia, pero hay que verlo en perspectiva. Se dice que son poco más de 300 mil decesos por esa causa, demasiados y que estamos entre los primeros los lugares del mundo en términos de fallecimientos, pero hay que ver los números en términos relativos.

Si comparamos las muertes por millón de habitantes hay países que están por encima de nosotros como Estados Unidos, Italia, Inglaterra, entre otros.

Y por cierto nuestra campaña de vacunación fue muy criticada, pero en este momento casi toda la población adulta estamos vacunados lo que originó una baja en las muertes por esta causa. Los contagios crecen, pero ya no hay confinamiento social.

Morena en su fase inicial

El político porteño habló también de la edad de Morena, de lo que dijo que es difícil establecer un tiempo para verlo maduro y consolidado como partido, tiene mucho que ver con situaciones externas e internas, creo que se consolidará y logrará su institucionalidad si no para 2024, será tal vez en los primeros tres años del sexenio que se avecina.

Por ello aseguró que muchas de esas cosas que pasaron no se darán más, por lo menos no en la magnitud ni con la espectacularidad con que se dio en esta ocasión.

La oposición en México

Al tocar el tema de la oposición en nuestro país comentó que tienen serios problemas, está un poco maltrecha dado que no se han logrado recomponer frente a la derrota que sufrieron. Fue un golpe muy fuerte para ellos, sin embargo, dijo, tiene fuertes bases, millones de mexicanos que no piensan como pensamos los de la 4T.

Dijo, ahí están. Creo que el futuro de la oposición está en transitar por un período de reflexión y recomposición que les permita transformar su discurso en algo más propositivo y atraer a las capas de la población que no está conforme con el lópez-obradorismo en una base de apoyo sólida.

Estimó que los votos de la oposición sumarán unos 20 millones y que el pensamiento conservador en México está muy arraigado, fueron décadas en que ese pensamiento se ha ido reproduciendo y regenerando y en la lucha política hay que avanzar persuadiendo a esas personas de cambiar su forma de pensar.

Creé Armando Duarte que para lograr este cambio habrá de pasar mucho tiempo, tal vez varias décadas, calculó.

Porque una de las principales fallas es que son críticos muy críticos, pero sin propuesta, si acaso se atreven a añorar el pasado y la gente ya no quiere eso. Deben convertirse en una oposición que vea hacia adelante, acotó.

Fortalezas y debilidades de Morena

Para el dirigente morenista ensenadense las fortalezas del Movimiento de Regeneración Nacional –tal vez la más importante- es su programa de cambio dado que está estrechamente vinculado a los intereses de la mayoría de población; el liderazgo de Andrés Manuel, el cual acabará después del 2024, por ello, recordó, hay que convertir ese liderazgo en una fuerza organizada; otra es su capacidad de adaptarse a los requerimientos de la lucha política. Es un partido que gana elecciones, la presidencia de la República, las mayorías de las dos cámaras; las 20 gubernaturas logradas, dos más de los partidos aliados, muchos municipios y otros tantos congresos locales.

Debilidades

Y dentro de las debilidades mencionó la cohesión interna. La unidad interna, es una asignatura pendiente, dijo, avanzamos, pero debemos superarnos para decir que Morena esta unificado y creo que la campaña del 2024 será un momento en que esta característica deba fortalecerse.

Otra gran debilidad, según Duarte Moller, es la juventud del partido que en ocasiones puede ser un problema porque aún no cuajan “las cosas”. Sin embargo, dejo entrever que esto puede ser algo normal pues en las primeras etapas los partidos tienen de muchas deficiencias, por lo que advirtió que deben madurar como partido.

Y como último punto endeble del partido que mencionó es el de la formación política. Tenemos necesidad de avanzar en ese terreno dentro de la militancia y extenderla hacia la población. Ese cambio de mentalidad esa revolución de las conciencias de la que habla López Obrador, sigue siendo una asignatura pendiente, reiteró.

Morena no tiene aquella estructura que tuvo el PRI: los sectores, el campesino, el obrero y el popular. Eso caracterizó al PRI y se corporativizo. En cambio, en nuestro partido hay movimientos, hay compañeras que se agrupan en la lucha, por ejemplo, en la reivindicación de sus derechos, el feminismo, por ejemplo.

Los jóvenes es otro movimiento, pero no un sector. Se impulsan programas que fortalecen esos movimientos.

La estructura básica, el órgano constituyente de Morena es el Comité de protagonistas del cambio verdadero, está en las secciones electorales o entre las gentes que tienen una afinidad.

Los partidos satélites.

Con el profesor Duarte Moller abordamos también el tema de los partidos “satélite” quienes, dio a conocer, se aliaron a Morena atendiendo el llamado de López Obrador previo a las elecciones del 2018, el Verde Ecologista y el PES. El Partido del Trabajo es diferente porque ya formaba parte de la coalición que postuló a Andrés Manuel en el 2006 y en el 2012, elecciones en las que Morena no era partido y López Obrador requería de ellos para poder competir.

Pero, dijo, esta conformación de ideologías diferentes a la de Morena planteaba un problema. En el caso del PT no hay tanta contradicción, pero con el Verde Ecologista es distinto y mayormente con el PES, sin embargo, en política no todo es teoría e ideología sino también es acción y había que ganar la presidencia de la República y ellos se sumaron a apoyar los proyectos de AMLO.

Obviamente en una lucha política hay momentos en que todos los aliados podemos estar juntos, pero también hay aquellos que empiezan a decantar.

¿En realidad necesita de las remoras?

Pero por los resultados de las últimas elecciones el profesor no está seguro si Morena ya no necesita de los aliados. “Muchos compañeros piensan que el movimiento ya adquirió la suficiente fuerza como para prescindir de esos apoyos”, sin embargo, consideró que en un proyecto tan ambicioso como lograr el cambio profundo siempre los aliados pueden y deben jugar un papel a su favor.

Por ello Armando Duarte dijo creer que Morena mantendrá su apertura a las alianzas, no obstante, comentó que habría que revisar los términos de modo que sean cada vez más sólidas en función de objetivos comunes y no particulares de grupo, porque, por ejemplo, señaló, algunos compañeros han mencionado lo poco que aportan y mucho lo que reciben. No se comparan los beneficios con su real aportación a la causa, dijo.

Esto es lo que debería revisarse: quien realmente contribuye, qué tanto y en función de ello ver cómo se reparte “el pastel”, de manera que no sienta la militancia de Morena que tiene menos espacios o que es desplazada por grupos y que es muy poco lo que hacen, muy poco el compromiso que tienen y que están en esto porque les va “re bien”.

Citó en este caso al Partido de Encuentro Social que perdió el registro y tenía entre 30 y 50 diputados, o como el partido del Trabajo en Ensenada en donde con menos del 3 por ciento de la votación general tiene diputados, regidores, funcionarios, pero de montón y no los ves, no se notan al interior del partido, trabajan para lo “suyo”.

¿Pueden bajar los votos para el 2024 con la salida de AMLO?

Si. Aceptó el entrevistado, pero subrayó que sólo en caso de que no nos apliquemos en Morena y trabajemos lo necesario en estos dos años que faltan.

Se mostró confiado que en la siguiente elección la gente ratificará el apoyo a AMLO, lo que le dará ventaja a su partido.

“Será aire puro y tendríamos que avanzar luego para que, en el siguiente proceso, en la intermedia, Morena pueda ratificar esos triunfos, pero con base en el prestigio que el partido deberá tener.

“El movimiento ya no tendrá la sombra del líder, será tarea de los morenistas y eso es lo que deberemos hacer”, apuntó.

¿Morena es AMLO?

Admitió también que en este momento así es. Si, subrayó, Morena es AMLO, pero el líder se separará en el 2024 en beneficio del propio movimiento.

Él ha sido muy claro de aquellos líderes que se eternizan en el poder, inclusive de otros países y opina que a la larga esos mandatos no son convenientes porque el movimiento se desvirtúa, como el caso de Evo Morales.

No ven el recambio como una posibilidad de fortalecimiento, concluyó Moller.

Nota exclusiva de Desde el Fondo, periodismo regional de Ensenada / medio aliado de 4T Noticias Ensenada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE