Biden cierra pasos terrestres en la frontera con México para bloquear el aumento de migrantes que buscan asilo

0

Foto tomada de internet

Ordenó clausurar los pasos en Texas, California y Arizona. Los que quieren cruzar esperan hasta seis horas para cruzar desde Tijuana. Un tema clave para la reelección del presidente.

Christian Sánchez dice que el domingo último pasó seis horas formado para cruzar la frontera de México a California porque Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) cerró uno de dos cruces peatonales en San Ysidro, y el único en operaciones era insuficiente.

“Regularmente, para cruzar la frontera hacemos formados una fila larga que se extiende cuando mucho alrededor de un kilómetro, pero ahora tenemos que hacer una fila que serpentea, da vueltas antes de alcanzar como tres kilómetros”, dijo.

La diferencia es que los migrantes pasan de esperar entre una y dos horas para cruzar la frontera, a aguardar seis horas a pie, porque tampoco hay dónde sentarse. “Para las señoras con niños ese tipo de espera se vuelve un tormento”, dijo el joven estadounidense que se mudó a Tijuana, México, en busca de vivienda accesible. Las largas esperas son también un tormento para los comerciantes de la frontera estadounidense, que viven de vender a consumidores mexicanos.

El problema en San Ysidro surgió el sábado, cuando CBP cerró el paso Peatonal Oeste, por el que, según sus propias estadísticas, cruzaban diariamente entre 22,000 y 25,000 personas. Ese ejército de migrantes ahora está obligado a formarse con otra cantidad más o menos similar en el puerto de entrada Peatonal Este.

La oficina de CBP informó a LPO que además del cruce peatonal en la frontera de San Diego también cerró en los últimos días una de dos entradas similares a Texas por el poblado de Eagle Pass y todo el puerto de entrada, vehicular y peatonal en Lukeville, en el estado de Arizona.

Las autoridades advirtieron que los tres cierres que se ordenaron hasta ahora podrían no ser los únicos. Tienen por objetivo, según dijeron, redirigir al personal a ayudar a la patrulla fronteriza a poner bajo custodia a los migrantes que cruzan sin permiso y por cientos la frontera.

La agencia que responde al secretario de Seguridad, Alejandro Mayorkas, detalló que Estados Unidos registra niveles crecientes de encuentros con migrantes en la frontera. Vienen, según la administración Biden, impulsados por contrabandistas que venden desinformación para aprovecharse de personas vulnerables y alentar la migración.

Según reportes de la patrulla fronteriza, los migrantes cruzan a un ritmo de cientos diarios en las fronteras de Arizona y Texas y en menor cantidad al este de San Diego. Por eso, los agentes que estaban en el paso Peatonal Oeste fueron enviados de refuerzo a las inmediaciones de Lukeville y Eagles Pass.

“A medida que respondemos con recursos adicionales y aplicamos sanciones por la entrada ilegal, las tendencias migratorias también cambian. Seguimos ajustando nuestros planes operativos para maximizar los esfuerzos de aplicación de la ley contra aquellos no ciudadanos que no utilizan vías legales”, dijeron desde CBP.

En mayo, cuando, al final de la medida conocida como Título 42, miles de migrantes cruzaron la frontera y acamparon entre dos muros fronterizos en San Diego, Mayorkas advirtió que quienes que desde entonces cruzaran sin autorización serían considerados delincuentes, y serían deportados. Pero el flujo de personas que llegan a la frontera estadounidense en busca de asilo simplemente rebasó las expectativas de la patrulla fronteriza y CBP.

Este martes cientos de personas amanecieron en campamentos en zonas agrestes de la frontera en Texas, Arizona y California. Los migrantes usan ramas, plásticos y lo que encuentran para armar resguardos rústicos para protegerse del frío, del rocío y de vientos fuertes y ocasionales lluvias que han caído a lo largo de la zona fronteriza.

Por las mañanas, los patrulleros los forman y los transportan a centros donde los procesan, pero solo son detenidos para deportación aquellos que tienen antecedentes criminales en sus lugares de origen.

El vicepresidente sindical de la patrulla fronteriza, Art del Cueto, dijo en Arizona que los oficiales de los puertos de entrada han tenido que cerrar las garitas y reforzar a los patrulleros porque en promedio hay un agente de la patrulla por cada 200 migrantes que cruzan sin permiso desde México.

El paso peatonal en Eagle Pass cerró luego de que en septiembre registrara un cruce de hasta 28,000 personas en solo dos días, y luego de eso la ciudad reportó un promedio de 6,000 migrantes que llegaban diariamente.

Las autoridades reportaron que en las inmediaciones de Lukeville en Arizona se registra un flujo de aproximadamente 3.000 migrantes cada día. En la zona de Jacumba en California, mientras tanto, el flujo es de cientos de personas a diario.

Con información de la Política Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE